miércoles, 23 de septiembre de 2009

Discográficas lloronas

Estos sí que están en su mundo troooompa. No se enteran ni del NODO. La catástrofe de la llamada industria discográfica empezó hace ya unos añitos y la capacidad de reacción de los pseudo-ejecutivos que mueven el cotarro ha brillado por su lentitud o directamente por su inexistencia. Sí, qué gran idea incluir un dvd en los discos a ver si así la gente no tiene más remedio que comprarlos. Para qué bajar precios o pensar (pensar!!!) otras alternativas.

Lo de buscar sinergias con los directos también está gracioso. Los directos ya existían, si pretenden sobrevivir con ellos lo llevan clarinete. Además desde aquí aprovecho para defender a aquellos músicos que no actúan en directo o que se les da como el culo. Si al final lo que más hacemos es escuchar música en un mp3, hay músicos de estudio cojonudos!

Pues nada, la consigna parece que es "el que no llora no mama" y como reacción a la piratería esa ha sido la gran baza de las discográficas, sobre todo en España, que tenemos unos profesionales del copón. Los pelos como escarpias se me ponen cada vez que veo al rey del pollo frito, haciendo gala de su hipocresía (y de su admirable juventud, no se si a base de talonario). Ese si que ha llorado y al parecer con jugosos resultados, porque la SGAE se lucra con la estrategia de la hiena, que si no cazas tú al menos devora la carroña indefensa. Lo del canon digital es que, sinceramente, es un parche de lo más indigno.

El público no ha cambiado. No nos hemos vuelto unos ladrones, como quieren hacernos pensar. Hace unos años la gente ya se grababa en cinta el disco que le acababan de regalar a su amigo Pepito. La diferencia es que no se podía grabar el disco que le acababan de regalar a un tipo que vive en Denver. Al final es lo mismo pero a lo grande.

No se qué esperábamos de todas formas de un sector de lo más sectario al que cuando se le habla de renovación piensa en yogures, mientras nos martiriza con discos de ínfima calidad que el público al final digiere como puede. A todo se acostumbra uno.

Como me creo más listo que nadie, yo les aconsejaría seriamente que buscaran nuevas alternativas de negocio. Por ejemplo, si la gente va a bajarse tus canciones, regálalas. Pero regálalas con publicidad y saca tajada. Si me puedo bajar algo de una fuente segura por el mismo precio, lo voy a hacer, me va a dar igual que me venga un spot de coca-cola en el pack.

En fin, queridos desahogaos, los señores disqueros sí que se ahogan, pero en su propia incompetencia. Os dejo una buena canción para compensar.

Por cierto: tuve la indecencia de incluir una viñeta de Forges en mi anterior post, sin declarar mi idolatría hacia él. No volverá a ocurrir.

1 comentario:

  1. SI FUESE FUEGO, HARÍA ARDER EL MUNDO; PRIMERO LA MÚSICA, Y DESPUÉS LAS PALABRAS; OTRO TIMO NO...

    www.nicolasespositochedel.com

    ResponderEliminar